sábado, 26 de diciembre de 2009

"¿Cómo estaba la plaza?"



"Abarrotá" tengo yo la tripa tras empalmar tres comidas no copiosas, sino lo siguiente. Mañana juro que quemo el gimnasio...

Promesas al margen, la sesión maratoniana de baloncesto de esta tarde deja varias conclusiones interesantes. Uno: los Celtics son el equipo más competitivo de la NBA. Dos: el día que a Orlando no le entran los triples, palmatoria segura. Y tres: Cleveland le ha pasado por encima a los Lakers de forma incontestable. Pau ha estado fatal, Kobe ha pasado más tiempo protestando a los árbitros que jugando... Sólo Artest ha estado, del quinteto inicial, al nivel mínimo exigido.

Me ha gustado el juego de Cleveland. La vieja perra gorda (Shaq) ficha, hace su faena y se sienta. Lebron ha estado más comedido de lo habitual... y Mo Williams ha hecho un partido extraordinario. Entre estos tres, los rebotes de Varejao, la intimidación de Ilgauskas, los vuelos sin motor de Moon, el microondas Delonte... Buen equipo, sí señor. Este año va a haber hostias en el Este para meterse en las Finales...

PD. En el Plus han echado "El Caballero Oscuro"... Verla de nuevo, en V.O. y con los altavoces a tope es una absoluta gozada...

PD2. Apuntes de elValencianista.com: típica y lamentable felicitación navideña; y lamentable espectáculo con los editores de las webs a bolazo limpio.

martes, 22 de diciembre de 2009

Batiburrillo navideño


Una semana entretenida:

- En lo deportivo, sin novedad en el frente. El Levante no levanta cabeza, el Valencia peca de conformismo, el Pamesa combina luces con sombras... Vamos, nada nuevo bajo el sol.

- El pasado sábado vi "Avatar" en 3-D. Una de las experiencias más alucinantes que he tenido en el cine. Desde "Parque Jurásico", con mi padre al lado, no me quedaba tan boquiabierto. Me hubiese gustado verla junto a él...

- En Navidad suele decaer el ánimo de forma bárbara. Dicen que es una época, por la mística de la Lotería y esas cosas, en las que las sorpresas abundan. Sin embargo, también son unos días raros en los que hay gente que se transfigura en seres egoístas y casi irreconocibles. Supongo que a todos nos ocurre alguna vez. Diciembre tiene estas cosas.

- Laboralmente, tengo casi una semana por delante para desconectar. Me vendrá bien.

- Físicamente estoy hecho un giñapo. Mezclar comidas copiosas con días de hambruna, la cinta del gimnasio con las pesas, o los partidos de prensa en la Fonteta con pachangas al futbol-7 no es demasiado beneficioso para el organismo. El bajón mental no hace más que empeorarlo todo.

- Un clásico: ¿qué esperar del año nuevo? Ser un poco más pasota, un poco más egoísta, un poco más descuidado... Todos ellos requisitos indispensables para triunfar en la vida, tal y como está el patio.

- Vale, va, era coña. Espero poder escribir las mismas gilipolleces el año que viene, pero con una sonrisa mayor en la cara. Con eso me conformo...

domingo, 13 de diciembre de 2009

Mis cuatro paredes: Realidades


Tarde entretenida, por no decir otra cosa, la de ayer. Mi túnel del tiempo particular arrancó a las tres de la tarde, cuando entré en el edificio de Las Provincias. Cuando tocó salir de allí, era casi la una de la madrugada, hacía frío y llovía. Preparación, llamadas, montajes... y seis horas de directo vibrante, aunque los resultados nos dejasen bastante "chafados".

Haré un aparte para el PEVB (Pamesa, para entendernos mejor), que volvió a ganar y volvió a jugar bien. Pese a sustos como el de Moscú, la dinámica es buena. Mejor que buena: cojonuda. Ahora habrá que ver el comportamiento en Copa...

Al turrón. Levante y Valencia ayer se la pegaron, y en cierto modo regresaron a su realidad tras unos días, semanas en el caso de los granotas, soñando despiertos, por encima de sus posibilidades. En el último mes, el Levante ha sumado 2 puntos de 12 posibles. Una media muy negativa, pero que podría pasarse por alto si el juego y la imagen que se daba en las primeras diez jornadas se mantuviese. Por desgracia, no es así: atrás falta contundencia, en el centro falta creación y arriba falta pegada. Demasiado para poder ser un aspirante al ascenso, aunque repetiré hasta la extenuación que lo que está consiguiendo este grupo humano con cuatro cañas y un palito es para quitarse el sombrero.

Lo del Valencia, en cierta medida, me jode todavía más. Desde el punto de vista de un forofo, no hicieron NADA para llevarse los tres puntos. Ya en frío, el cabreo se redirecciona rumbo a los de casa: este Madrid es uno de los equipos tácticamente peor trabajados que ha pasado por Mestalla (junto al Zaragoza), y te metió tres goles. Y todo porque los de casa pusieron las cosas muy sencillitas a los visitantes, con errores atrás, y falta de contundencia e ideas en la medular. De los atacantes, de Villa, no se puede "rajar", me resulta imposible. Sí que me pregunto porqué Emery no usa al delantero de dos metros que tienen en el banquillo, pero es un debate tan absurdo como poner en duda que el entrenador del Valencia es uno de los seres más cabezones de este santo país.

En resumen: seis horas de programa, cansancio extremo al acabar y un enfado importante porque ni granotas ni chotos hicieron las cosas bien. El martes, más.

martes, 8 de diciembre de 2009

Putos bancos


Es la repera, por no usar un sustantivo más escatológico. Indignante a más no poder. Hace unos años, desde la barrera, el asunto ya me parecía lamentable, injusto con aquellos a los que el sueldo les llega justito, justito para alcanzar el día 30 de cada mes. Pero ahora, en pleno "pollo" bancario, el cabreo es superlativo.

Por ser breves... Servidor es miembro de una cooperativa, que construye un edificio para que la vivienda sea más barata. Servidor abona religiosamente una cuota cada mes. El edificio estaba siendo edificado por una constructora.. que en verano de 2008 entra en Ley Concursal. Otra constructora se hace cargo del proyecto... y entra en Concursal en primavera de 2009. El lazo empieza a apretar, pero tranquilidad: el Banco X nos concede en verano de 2009 el préstamo necesario para acabar el edificio. Papeles, en regla. Permisos, en regla. Las certificaciones, esperando ser abonadas. Pero pasan las semanas... y el puto banco no paga. ¿Excusas? Todas las del mundo. ¿Explicaciones convincentes? Ni una. Y la obra, paralizada.

Como tantos y tantos jóvenes, el sueño de uno es independizarse. No tan soñado es aquello de pagar la hipoteca, pero algunos lo tenemos asumido. Por eso no me entra en la cabeza que todo el lío vaya camino de acabar en los tribunales cuando el banco ACEPTA conceder un crédito porque TODO está en regla... y luego no quiere pagar ni una miserable certificación de obra.

¡Quiero que me den mi piso, joder! El retraso va camino ya de los dos años (en "primavera de 2008" debería haber tenido las llaves) y el cabreo que llevamos el 90% de los miembros de la cooperativa es mayúsculo. Y pasan los días, pasan las semanas, pasan los meses. Su puta madre...

domingo, 6 de diciembre de 2009

Llevo hora y media descojonándome...



PD. Bonus points: el Valladolid como rival (el equipo favorito del Mi70 para marcar sus dobletes/tripletes cada temporada); la representación fidedigna de las dos señas de identidad de dicho jugador ("gol de empujarla" y "palmas") en el mismo remate; y la risita cabrona que se le escapa al que graba el vídeo (absolutamente genial).

PD2. A los raulistas: perdón por la decepción, el vídeo es del FIFA10 (seguro que alguno piensa que fue uno de los cuatro que le cayeron ayer al Almería...)

sábado, 5 de diciembre de 2009

Milagros a pares

Sabes que es un día especial cuando ves cosas que tus ojos no acaban de creerse. En el deporte, la imprevisibilidad suele ser una de las facetas más emocionantes de cualquier juego. Y, a veces, lo imprevisible roza lo milagroso. Ayer, dos ejemplos paradigmáticos:



Tras casi cinco horas de partido, y después de haberse puesto dos sets abajo, "Ferru" puso en pie al Sant Jordi con una exhibición de cojones histórica. Segundo punto para España, y la Davis a tiro. Pero, ya de madrugada y con los primeros rayos de sol del sábado, llegó lo increíble...



Es el mejor en su trabajo, como suele decir Lobezno, aunque su trabajo no sea muy agradable. En este caso, dejar con cara de tontos a unos Heat que habían hecho un partidazo. Con tres segundos por delante, Bryant hizo lo de siempre: botar, parar, lanzar, ganar. La bola entró porque tenía que entrar, dando en el tablero, en tiro desequilibrado, con la gran defensa de Wade al último tiro... Da igual. Segundo milagro de la jornada. Sólo faltó que Daimiel dijese aquello de "Dios volvió a disfrazarse de jugador de baloncesto".

jueves, 3 de diciembre de 2009

Recuperando sensaciones


Con el tiempo justo, como siempre. Cambiándome dentro del coche, como siempre. Sin calentar, como siempre. Lo único que no era habitual eran las sensaciones: después de un mes "parado", esta noche se me ha hecho muy raro volver a correr detrás de un balón. El equipo no se ha resentido apenas (sólo hemos palmado un partido esta temporada), y la línea de juego ha sido la habitual: paupérrima.

La mejor noticia es que el tobillo ha aguantado bien, y eso que me he llevado un "recado" de un rival que ha ido al suelo con los pies por delante en un balón dividido. La peor, que estoy hecho tabaco, fosfatina y polvo, los tres a la vez. No me imagino lo que tiene que ser jugar a esto de forma profesional. Tampoco me gusta lesionar a un rival, aunque haya sido de forma fortuita: en una jugada estúpida, con un balón que salía fuera de portería, nos hemos quedado mirando todos el balón y el delantero del equipo rival me ha pisado el talón... torciéndose el tobillo en el proceso. Sus gritos de dolor me han resultado demasiado familiares.

Otra victoria al bote, por la mínima (1-0, gol de falta directa) y practicando un fútbol grosero para los aficionados que de vez en cuando se dejan caer los jueves por la noche en El Planter. Como siempre, vamos. Y que dure.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Ídolo Inieste



¿Lo más grande del Barça-Madrid? Este es mi Top 3:

1. Que Iniesta ("Inieste" para siempre gracias a Crackovia), el jugador menos conflictivo sobre un terreno de juego desde Valerón, mande callar al "bocas" de CR9;

2. Que algunos diarios madridistas hablen de "derrota con sabor a victoria", como si de un candidato al descenso se tratase;

3. Que el partido demostrase que la cantera siempre primara sobre la cartera... incluso en el día menos inspirado de toda la temporada.

PD. En la semana que entra tenemos cinco (!) retransmisiones... ¡Bienvenidos al infier... digo, al invierno!

PD2. ACTUALIZADO 4/12/09. ¡Lo han vuelto a hacer! ;)


domingo, 29 de noviembre de 2009

Mis cuatro paredes: Welcome to Valencia


Welcome a la ciudad donde somos especialistas en cagarla a última hora. Welcome to the horror. Bienvenido al lugar donde es IMPOSIBLE tener un partido tranquilo... Sea la categoría que sea, hemos cogido carrerilla en eso de meter la gamba hasta el fondo en el peor momento posible.

Ayer sábado tuve casi cinco horas de buena compañía en el estudio de la radio... y varias decepciones a través del televisor y las ondas de la radio. El Levante (2-1) fue el primero en sacar a pasear su trillado "yunque de la adversidad", una vez más, a apenas un paso de conseguir la proeza de meterse en puestos de ascenso en pleno proceso concursal. No pudo ser: los pequeños detalles (y un arbitraje infame, una semana más) se convirtieron, para los granotas, en montañas demasiado duras de escalar.

Mucho más delito tiene lo del Valencia (1-1). Ante un equipo desdibujado, que bajó los brazos descaradamente en la segunda mitad, el equipo falló lo que no está escrito en ataque. Mata tuvo el partido en sus botas en un mano a mano en el que no supo resolver por dos ocasiones; Pablo, tres cuartos de lo mismo; y Villa sacó a relucir su cara más "gola" en el gol que escamoteó a Silva (empujó la bola en boca de gol, un balón que se colaba dentro, y le señalaron fuera de juego) y, por extensión, a todo el equipo. Le pudo el ansia. Ains.

"Especialistas en cagarla". Me la apunto como eslogan favorito para los equipos de nuestra ciudad. El Pamesa (sorry, pero es más corto que escribir "Power Electronics Valencia Basket") tiene la oportunidad de pseudo-arreglar un fín de semana algo decepcionante. Por suerte, juega lejos de nuestras tierras, en Galicia, y quizá esto le salve de tener una "pájara" de escándalo. Y, si no, que se lo digan al Mestalla del gran Óscar Fernández, que ayer apaleó al líder del Grupo III de Segunda B... Jugar en la Comunitat, este fín de semana, es garantía de "palmatoria". Una cosa de locos.

viernes, 27 de noviembre de 2009

El nuevo periódico


Algunos me acusarán de corporativista; otros, como Sapena, optarán por "rajar" del nuevo diseño del diario. Pero sinceramente, pienso que el nuevo Las Provincias está más que logrado, con más páginas, más agilidad de lectura, menos "ladrillos" y más limpieza en las fuentes de letra utilizadas.

Si a eso le sumas el debut de servidor en una edición de Valencianos para el Siglo XXI (el año pasado sólo llegué al cóctel posterior al estar radiando un apasionante Málaga-Valencia...), con muchas caras conocidas, algún que otro discurso institucional con dos, tres y hasta cuatro lecturas distintas... Pues eso, una noche entretenida.

PD. Lo mejor de la noche, Leo Harlem. Un puto crack al que le faltó hacer algún chiste sobre Camps (el Molt Honorable estaba en primera fila). Sí que nos deleitó con un par de hostias a los japoneses... que a la señora de origen oriental que tenía tres asientos a mi izquierda no le hicieron demasiada gracia. Qué poco sentido del humor, jo.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Mis cuatro paredes: El tontaco del bocata


Sólo he estado una vez sobre el césped del Reyno de Navarra... y, sinceramente, no tengo las mínimas ganas de repetir. La cantidad de escupitajos que recibí aquel 8 de octubre de 2007 fueron más que suficientes para llenar cuatro garrafas de tan pegajoso y escatológico elemento. Por eso hoy me compadecía de Carlos Gallardo: uno estaba tan tranquilo en el estudio junto al plasma, un trozo de pizza y la compañía del gran Luis Furió, y él estaba a doce grados y con una pandilla de elementos a apenas unos metros amenazando con dibujarle en el rostro una sonrisa de oreja a oreja...

Foto: Superdeporte

Vale, quizás es algo exagerado, pero sí que es cierto que algunos de los asistentes a ese estadio están por civilizar. Ojo, en Mestalla también pasa. Sólo hay que ver al sujeto que ha agredido al asistente de Velasco Carballo con un objeto contundente: un magnífico bocadillo que ha impactado en el cráneo del juez de línea. Repito: hablamos de un indocumentado de escasa capacidad cerebral que, utilizando su lógica aplastante, ha preferido quedarse sin cena a cambio de poder gozar de la tremenda erección que le habrá supuesto dar la nota de esa manera. Un tonto de remate, vamos. A menos que se haya llevado un bocata de repuesto. En ese caso, más que tonto, sería un cabronazo como la copa de un pino.

A todo esto, el Valencia ha ganado en Pamplona. Poner la tirita antes de la herida le sirvió a Unai para que el árbitro estuviese alerta y no dejase impunes algunas entradas durísimas, como la que ha supuesto la expulsión de Flaño. Emery lleva mejores números que Benítez en el año del doblete... Por suerte, al entrenador del Valencia le tratan un poquito mejor que a los árbitros en el Reyno de Navarra. En lugar de tirarle bocatas a la cabeza, "sólo" le llaman "hijo de puta". Si es que son unos buenazos...

viernes, 20 de noviembre de 2009

La Teoría del No irse a la Cama Enfadado


Fue una de las pocas cosas útiles que aprendí no hace demasiado tiempo gracias a alguien que, por suerte, ya no tengo a mi lado. Ella tenía una teoría: en caso de enfado con alguna persona, especialmente alguien cercano a tí, nunca había que irse a dormir sin haber solventado el problema o, al menos, haberlo intentado.

En su día yo me reí de ella porque su "Teoría de No irse a la Cama Enfadado" me parecía algo descabellada. Con el paso de los años, aunque sigo sin aceptarla del todo, sí que me he dado cuenta de porqué algunas personas la siguen a rajatabla: descansas más. El problema no se enquista en tu cabeza, haciendo que incluso en tus horas de reposo tu cerebro siga barruntando en silencio.

Y así llegamos al día de ayer, magnífico en todas sus vertientes hasta última hora de la noche. Y pese a intentar solventar la discusión, al final me fuí a dormir muy enfadado. Consecuencia: no pegar ojo y pasar la noche en vela viendo partidos de la NBA (ganamos a Phoenix, y los Lakers con Gasol ganaron sin forzar demasiado a Chicago). Ella tenía razón. Se equivocaba casi siempre en el fondo, y siempre en las formas. Pero, en este caso... tenía razón.

miércoles, 18 de noviembre de 2009

Shammond


De vez en cuando, muy de vez en cuando, son requeridos mis servicios a la hora de entrevistar a protagonistas extranjeros en la lengua de Shakespeare. Minipunto para mis progenitores, que apostaron en su día por el inglés como obligación y no como opción. El caso es que ayer el entrevistado tenía su aquel, por su complicada personalidad en la cancha... y por la guerra abierta que mantiene con Valencia Basket acerca de su finiquito.

Shammond Williams es un jugón, escuela americana 100%, de los de "hago lo que quiero, cuando quiero y como me da la gana". Sin embargo, a lo largo de la entrevista me fui topando con un tipo afable, respetuoso... y sincero. Muy sincero. Tanto, que no se escondió a la hora de hablar de su entrenador (le pedí que contestase con el corazón a la pregunta): "No, no volvería a jugar para Spahija".

Tampoco se escondió a la hora de hablar sobre ese informe que el club posee sobre su vida privada (mañana el periódico profundizará sobre el asunto), o hablar maravillas de Manuel Llorente ("es un hombre de palabra, una persona que vale la pena"). Me quedo ante todo con sus palabras hacia los trabajadores y aficionados de Pamesa, a los que considera "una familia" y cuyo recuerdo es "lo mejor de mi paso por allí".

¿Sensación personal? Williams es un tío complicado pero al que valdría la pena conocer un poquito mejor. Confío en que en su nueva etapa no cometa los mismos errores que en Valencia y que su "química" con Aíto sea mucho mejor que la que tenía con Neven.

PD. Hoy partidazo en LP Punto Radio desde las 20:30 horas: Unicaja-Valencia Basket. RECORDAD: HOY NOS TENÉIS QUE SINTONIZAR EN EL 92.3 FM, dial de AZ Radio. "Tres décimas a la derecha del dial", ¿de acuerdo?

lunes, 16 de noviembre de 2009

Foto de temporada


Otro de los clásicos desde que estoy en el mercado laboral. Recuerdo vagamente algo similar en mis pocos meses de vendedor de pequeños electrodomésticos en el Corte Inglés (algún día contaré más sobre esta etapa), pero desde que estoy en la radio, no falla: a principios de temporada, toca volverse político por un día y "hacerse la foto".

Tras un intento fallido el viernes pasado, hoy ha sido el Día F. Y lo cierto es que, mientras algunos juran y perjuran que les cuesta sonreír a la hora de tomar la instantánea, a mi me ocurre todo lo contrario. Quizá porque, en el fondo, estoy contento y me siento afortunado de trabajar en lo que me gusta en un lugar como Las Provincias.

¿La foto? Bien, gracias. La veréis bien pronto, porque el periódico cambia de diseño en breve (he visto un "preview" y mola un rato largo) y harán una pequeña mención al micromundo radiofónico que ocupamos "los de abajo", apelativo cariñoso y que no falta a la verdad, dado que ocupamos la planta baja mientras que la tele está en el primer piso y el periódico en el segundo.

Cuatro personajes, cada uno con sus manías y rarezas, pero más familia que otra cosa. Yo soy el recién llegado, impetuoso y con tendencia a cagarla con una facilidad inusitada; Molins es el hermano aplicado, buenazo pero que algún día se dejará la cabeza dentro del coche; Villena es ese tío cascarrabias que siempre te echará una mano cuando lo necesites; y Mateu es el papá de todos y miembro fundador del "Club del Puño Cerrado" (Manuel Llorente y la mayor parte de catalanes también tienen el carné).

¿Lo mejor de todo? Que hasta dentro de doce meses no habrá otra foto. Los poco agraciados físicamente estamos de enhorabuena...

domingo, 15 de noviembre de 2009

Tres años



Como viene ocurriendo en los últimos años sobre estas fechas, son días algo más solitarios de lo habitual. Porque pese a que ya han pasado tres años, 36 meses en los que mi vida ha dado giros de 180 grados en varias ocasiones... Se te sigue echando de menos.

Ojalá dentro de diez, quince o veinte, pueda seguir acordándome con tanta claridad de aquellos últimos meses a caballo entre el bar y el hospital. Ojalá dentro de diez, quince o veinte, esta voz siga sonandome tan familiar como hoy cuando he cerrado el programa. Ojalá dentro de diez, quince o veinte años, siga pensando en todas las cosas que nos hemos perdido.

Porque eso será que, incluso dentro de diez, quince o veinte años... me sigo acordando de tí.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Lavado de cara


Un clásico ejemplo de cómo la Ley de Murphy se cumple SIEMPRE: apenas una semana después de poner en marcha la Porra de elValencianista.com, con las exclusivas camisetas estampadas con el logo de la web como premio... los "jefes" deciden lavarle la cara a la web, logo incluído, tras catorce meses manteniendo el mismo diseño. No es una queja, sólo se trata de una observación... ¡Canastos, malditas casualidades!

El caso es que ahora casi no reconozco la página web que, noticia a noticia (una detrás de otra hasta alcanzar los casi 2.000 "bolos"), he ido manteniendo a lo largo de este año y pico. Más agilidad, más funcionalidades, más posibilidades, más opciones... y, Dios mío, espero que más lectores. No me puedo quejar de los internáutas, son geniales, pero a veces me gustaría que hubiese una mayor cantidad de aficionados que participasen de forma activa en el día a día de elValencianista.com

Ale, cuñita resulta. ¿A qué esperas para visitar a la nueva y mejorada web de referencia del valencianista informado?

PD. En Nueva Orleans se han cansado de la irregularidad del equipo y se han "cepillado" a Byron Scott como entrenador de los Hornets. Si nuestro inicio de temporada, con un 3-6 patético, ya me olía a chamusquina... ahora la cosa se ha convertido en un incendio de difícil extinción. Okafor es un buen jugador, pero Chandler aportaba más cosas. Paul, a lo suyo: ser el mejor en todo, y al final no ganar apenas partidos. Otra temporada al traste...

jueves, 12 de noviembre de 2009

Con Guti, la realidad supera la ficción...


Entrevista a Guti en Intereconomía (11 de noviembre):

"Soy un tipo que no para de día y no para de noche. Me gusta disfrutar de la noche con mis amigos. No me veo con 60 años en una discoteca hasta las seis de la mañana, me veo ahora"

El problema no es que se vea él... sino que otros le vean, y den parte al Tito Floren. Si yo fuese el presidente, y dada la situación actual del Madrid, este señor se encontraría mañana con la carta de despido en su taquilla.

PD. ¡Al fín un post breve! ¡Y los de Crackóvia, además de ídolos, son visionarios!

miércoles, 11 de noviembre de 2009

Modern Warfare 2


* AVISO: Spoilers a continuación *

Ayer por la tarde, como suele ser habitual, me enteré de que hoy sería mi día libre. Vamos, lo de siempre: no hay tiempo para planear nada, en qué gasto el día, etc. Desayuno y periódico, excursión a la sede del Valencia, comer con una amiga y de regreso a casa... parada en el Gamestop. Se me había pasado por alto: el Modern Warfare 2 salió ayer a la venta. Entro, le como la cabeza un rato a la dependienta ("has tenido suerte, me queda una copia de la versión de 360 bajo del mostrador"... ¿a cuántos habrá engañado?) y regreso a casa con el trofeo. Abro la caja, saco el DVD y lo meto en la consola... y alucino.

Alucino porque, poco a poco, los juegos cada vez consiguen borrar la línea que les separa de las películas de imagen real. No hablo sólo de los gráficos, espectaculares pero que sin contenido, pasan a ser algo secundario. Hablo, por ejemplo, del polémico nivel en el que encarnas a un terrorista al asalto de un aeropuerto ruso. Describo la secuencia, toda vista en primera persona...

Eres un soldado americano, infiltrado dentro de una célula terrorista rusa liderada por un tal Makarov. Los acontecimientos arrancan en un ascensor donde éste te indica que no hables ruso en ningún momento. Se abren las puertas... y el infierno se desata. Tus cuatro acompañantes abren fuego contra todo lo que se mueve dentro de una terminal de aeropuerto. Viajeros, guardias de seguridad... mujeres y niños. Una escena dantesca, en la que puedes optar por participar de forma activa. No disparé ni una sola vez, limitándome a seguir con la boca abierta al líder de los terroristas, que mantenía el rostro impasible mientras sesgaba una vida detrás de otra. Al alcanzar las pistas de aterrizaje, no te queda más remedio que abrir fuego contra los antidisturbios que intentan acribillarte a balazos. Todavía en estado de shock, llegas a una ambulancia en la que un sexto terrorista espera para vuestra huida. Parece que todo ha acabado, tu personaje intercambia un par de frases con Makarov... y este saca su 9mm y te dispara en la cabeza. Agonizas lentamente mientras los malhechores escapan y llegan las fuerzas del orden, que encuentran muerto en el suelo a un terrorista... americano.


Se trata de una experiencia desagradable... pero que consigue su objetivo: la inmersión es total. Estás ahí. Formas parte de una célula terrorista que está matando a civiles ante tus narices. Termina el nivel con la muerte del soldado, y pronto tomas el control de otros personajes. El objetivo: detener a Makarov. Y ahora que has visto de lo que es capaz, el juego y sus guionistas logran que el desprecio hacia el archienemigo del juego sea infinito. Porque, por suerte, esto es sólo un juego... pero hay gente así también en la vida real, y hace cinco años, por ejemplo, hicieron lo mismo en Atocha.

Lo decía antes: poco a poco, los videojuegos están alcanzando al cine en su capacidad de evocar todo tipo de emociones en los espectadores. Y si en el séptimo arte nos hemos topado muchas veces con villanos despreciables y a quien les tenemos odio eterno... Modern Warfare 2 ha conseguido en apenas media hora de juego exactamente lo mismo. Al menos, en mi caso.

martes, 10 de noviembre de 2009

De seres superiores y equipos estrellados


Qué bonito es el fútbol. En noches coperas como la de hoy, uno no puede hacer otra cosa que mirar, embobado, las imágenes que procedían de Mestalla y del Bernabéu. Unos, los valencianistas, han pasado los últimos diez minutos con los testículos por anginas después de que el Alcoyano, cuyo juego demuestra algo más que su histórica moral, consiguiese el empate a dos. Al final, el Valencia está en octavos... y con toque de atención de regalo.

Otros, los madridistas, han llenado el Bernabéu para ver cómo el segundo proyecto del Ser Superior se iba al garete. 1-0... y gracias. La celebración del Alcorcón sobre el verde, unida a los aplausos de la grada y a los silbídos hacia el equipo han sido lo mejor que he visto por televisión desde el tanga de la Igartiburu hace ya algunas Nocheviejas. Ahora el Marca seguirá con su particular campaña de "crujir" a Pelegrini mientras esconde un hecho irrefutable: ante el Getafe, en Milán y en el Calderón el Madrid jugó a algo... con Raúl en el banco. Hoy, "titularísimo" ante un Segunda B... y batacazo "clarísimo".

La culminación del "Alcorconazo", merecidísimo, inevitable tras ver la tremenda cantidad de lametones al sable del mencionado Ser Superior, ha llegado horas después de uno de los momentos álgidos de la temporada televisivo-deportiva española. La entrevista a Florentino Pérez en Cuatro (1, 2 y 3) ha sido algo demencial, único y seguramente irrepetible. Quizá se trate de la primera vez que algún periodista ha puesto a este señor contra las cuerdas.

Acostumbrado a preguntas blandengues, teledirigidas y estudiadas por parte de sus periodistas de cámara, lo de hoy me ha dejado sorprendido... y, por otra parte, algo "mosca". Porque si el fondo de las cuestiones planteadas por Lama y Carreño es acertadísimo... las formas empleadas han sido lamentables. Lo cortés no quita lo valiente, y una cosa no hace olvidar la otra. Un diez a la hora de "apretar"; un cero en lo referente a la educación.

PD. Tengo clarísimo que las hostias a Florentino son igual de interesadas que las felaciones multimedia que se le hacen en el periódico de enfrente... Del mismo modo, tengo claro que sólo estos dos periodistas podían llevar a cabo semejante órdago al poder sin que sus puestos de trabajo corran peligro. Son famosos, reconocidos y tienen mucho peso dentro de PRISA. No imagino a figuras menos conocidas atreviéndose a toserle al Súper...

PD2. Ya está disponble en Foroché el "atraco" al que Blay me sometió ayer lunes (sí que son rápidos montando estos muchachos...). Especialmente gracioso me pareció el "momento palmero" al hablar de las forma de motivar de Emery: ¡Unai, menos palmas y más gritar aquello de "¡concentración, cabrón!"!

sábado, 7 de noviembre de 2009

Mis cuatro paredes: Villarriba y Villabajo

Foto: Superdeporte (citar no cuesta tanto...)

Entretenida tarde de sábado en el estudio, con dos partidos al mismo tiempo de los grandes "olvidados" por los aficionados valencianos, Levante y Valencia Basket, conjuntos a los que procuramos seguir al mismo nivel que al Valencia en Las Provincias Punto Radio. Sacando cuentas, si sumamos las 38 jornadas de Primera para el VCF, los partidos de Europa League, la Copa del Rey... a las 42 jornadas de Segunda, toda la Liga ACB y la Eurocup... Lo dicho, nos sale un número cercano a los ciento ciencuenta partidos por temporada. "Siempre con el Valencia, siempre con el Levante, siempre con el Valencia Basket" es nuestro lema; yo añadiría aquello de "¡Y siempre encerrado en el estudio de la radio!"

Mientras Villena gozaba de un orgasmo baloncestístico en Fuenlabrada, Molins y Puchades vivían en sus carnes la injusticia del fútbol: el Levante jugó mejor, tuvo ocasiones de sobra para sentenciar el partido... y acabó "palmando" ante el Salamanca. Típico de los granotas: podrían haber acabado la jornada del sábado en la segunda plaza de la tabla, y acabarán el fín de semana un poquito más lejos de los puestos de ascenso. El síndrome de Villabajo vuelve a afectar a los levantinistas... y eso fastidia un rato largo.

La diversión en Fuenlabrada, por otra parte, fue innegable. Eso de tener a varios cientos de energúmenos insultando, escupiendo, lanzando "collejas" desde la banda mientras tu equipo pasa por encima al conjunto revelación de la ACB no tiene precio. En cierta manera, echo de menos mis tiempos de inalámbrico... porque ayer, Carlos Gallardo presenció en primera persona una victoria del VBC en "territorio comanche" y vivió para contarlo. Hace dos años y pico, cuando estuve en el Fernando Martín, además de llamarnos de "hijo de puta" para arriba, el entonces Pamesa palmó de forma contundente.

PD. Al menos, dirigir desde el estudio puede hacerse con el pie en alto... Quien no se consuela es porque no quiere...

jueves, 5 de noviembre de 2009

Comunio


La prensa deportiva valenciana tiene nuevo pasatiempo. El juego en cuestión es el Comunio, aplicación del tipo manager y con una mecánica similar a la añeja Liga Fantástica del Marca: creas tu alineación, sumas puntos, gana el que más suma. Sólo que el Comunio es más entretenido... ¿y gratis?

El jueguecito está chulo para pasar el rato y esas cosas, aunque la lucha es encarnizada entre redactores de distintos medios en la liga que se ha creado en la Ciudad Deportiva de Paterna. Eso sí, en el momento en que uno se pone a buscarle pegas al invento, la lista es sangrante: puntuaciones "demasiado" fluctuantes (se basan en las picas del diario AS), una interfaz algo sosa y, sobre todo, los famosos problemas con los servidores.

Me explico: es juego es gratis, sí... pero si quieres asegurarte el poder acceder a tu cuenta en días de tráfico alto (los lunes, tras la jornada liguera), tienes que "apoquinar" 12 euritos cada año. La cifra no es alta, pero toca las narices bastante toparte una y otra vez con el mensaje de que los servidores están saturados... excepto para los clientes "Plus Player". Brillante maniobra de "gancho" mercadotécnico, pardiez. Hija de puta, pero brillante.

Total, que en las redacciones de media Valencia la ventanita del navegador permanece abierta, escondida en un rincón, mientras el personal reparte su tiempo entre las noticias del día y rebuscar en el mercado de fichajes a ver si puedes "cazar" algun chollo en forma de jugador. Advertencia: Comunio es muy entretenido... aunque las puntuaciones de cada jornada sean una verdadera lotería.

¿Que cúal es mi equipo? César bajo palos; Dealbert, Godín, Fernando Navarro; Parejo, De las Cuevas, Ponzio, Silva y Juanfran; Aranda y Barral. ¡Con un par!

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Cojo


Sólo en situaciones como estas uno se da cuenta de la dependencia que tiene en su físico. Acciones tan mundanas como pasar por el Mercadona, comprar el periódico o ir en coche a hacer recados se convierten en una travesía lenta y dolorosa cuando vas por la vida con el tobillo hinchado como un melón.

Para rematar la faena, mi hermoso esguince se produce en una semana grande para el periodismo deportivo valenciano, lleno de "saraos" en toda la ciudad con el Open de Tenis o el Gran Premio de Cheste. Dos grandes eventos que a su alrededor mueven grandes cifras, gente relevante y faena, mucha faena para los "curritos" de la prensa.

Podría ser peor. ¿Y si mi curro, como no es el caso, dependiese de que mi estado físico estuviese al 100%? Hablar delante de un micro, por suerte, puede hacerse con muletas. Así pasé las cinco horas y pico del pasado domingo: primero el Levante, luego el basket, después el Valencia... y siempre con la pata sobre la mesa. Y atiborrado a antiinflamatorios. Qué bonito... Al menos, los tres equipos a los que seguimos en LP Punto Radio obtuvieron la victoria.

Me dicen que si no permanezco en casa varios días, el esguince no se curará bien y podría recaer con facilidad. Que me esté quieto. Que me ponga hielo. Que no me mueva y tenga la pata en alto.

Luego, la realidad se impone, me pongo las zapatillas de deporte y me voy al curro. La cosa está "muy malita", como para cogerme la baja ahora...

De vuelta


Tras muchos meses, retomo la actividad en este Estúpido Blog con los devaneos habituales: comidas de tarro, retransmisiones deportivas, fútbol, deporte, intrahistorias del mundo del periodismo valenciano y muchas otras pajas mentales más.

A ver lo que dura...

sábado, 4 de abril de 2009

Pamesa: la misma historia de siempre


Imagen de enCancha.com

Llevo poquito trabajando en radio. Y relativamente poco en el mundillo del periodismo deportivo. Y tampoco son tantos los años que llevo viendo baloncesto ACB y NBA. Pero hay cosas que, independientemente de tu experiencia personal y profesional... "te huelen mal". Como quedarte encerrado en las duchas de la cárcel con un moreno llamado Mandingo. Dentro de tí, sabes que algo malo va a pasar.

Hoy, por ejemplo. Siempre que ha habido una fase final, una Copa, un partido a ida y vuelta en el caso del fútbol... solía tener el mismo diálogo con uno de los técnicos en la radio, el gran Alberto Navarro. Y es que un profesional como Alberto sabe que, en caso de competiciones de un día para otro, las cuñas, promos, músicas, etc. deben modificarse en cuestión de horas. Por poner un ejemplo practico: en la Copa del Rey de Madrid, Alberto me llamó minutos antes del partido. "Paco, si Pamesa pasa me acercaré por la radio a grabar la promo para las semis", me dijo. No hizo falta... porque palmamos contra el TAU. Pese a dar la cara.

Pero hoy no. A las 17:30, a media hora del inicio, todavía no tenía notificación suya. Ni una llamada. Nada. Y a la conclusión del encuentro se me ha ocurrido llamarle. "¿No pensabas pasarte si le ganábamos al Khimki?" he preguntado.

"Ah, pero... ¿creías en serio que Pamesa pasaría?"

Hasta ese punto ha llegado el equipo de Neven Spahija. Hasta el punto de que los neófitos desconfíen de todo lo relacionado con el club. Hasta el punto de que los que vivimos de esto acabamos siempre con cara de gilipollas porque te has currado una retransmisión, entradilla, sintonías, cuñas, promos, desplazamiento, comentaristas... y no haces más que palmar. Palmar y palmar y palmar. Como lo del "ganar y ganar" de Aragonés, pero a la inversa.

Bien visto, se podría decir que este Pamesa 2008-2009 es calcado, en cuanto a actitud y expectativas, a la Selección Española de fútbol del Mundial 2006. Sí, la del estigma del perdedor grabado a fuego, en contraposición a la actual "Roja". Sí, la del árbitro egipcio ese. Las expectativas son siempre, en la previa, de euforia desmedida. "¡Nos comeremos el mundo" que diría aquel. Pero siempre, S-I-E-M-P-R-E, por una cosa o por otra, por arbitrajes sibilinos, capacidad reboteadora infame, rival netamente superior, falta de calidad individual, errores del tecnico o porque la abuela fuma, siempre la película acaba del mismo modo. La competición sigue, y España... digoooo, Pamesa se queda en cuartos.

Y de verdad puedo entender a los que esta noche pidan a grito pelado la cabeza de Llorente en una pica, la guillotina para Spahija, un fusilamiento colectivo de la plantilla... o las tres a la vez. Porque aunque periodista, eres persona. Y aunque periodista, eres aficionado. Y da mucha rabia, cojones. No ser capaz de capturar un mísero rebote, y que los rusos se hinchen a cogerte rebotes ofensivos. Que seas capaz de anular con faltas a algunos de los mejores hombres del Khimki, y dejes corretear suelto a su mejor especialista exterior. Es como el chiste de Eugenio: "¿Saben aquel que diu... que Spahija no sabe cómo atacar una zona?" Sería hasta gracioso si no estuviese basado en hechos reales.

Ya no es problema de que Roig ponga los duros encima de la mesa. Que la gente no olvide esto: si el señor Juan Roig se cansa y hace eso de "la pelota es mía y se acabó el partido", al garete con Pamesa. Pero sí hay que apuntar a alguien. O algo. Aunque sea a Pascualet. La responsabilidad del enésimo batacazo hoy en Turín es un peso que debe ser compartido por directivos con estrecheces de miras, un "coach" que no se cansa de hablar de su "esperiensia" y su categoría pero que no es capaz de gestionar los (poquitos) recursos que tiene, y una plantilla en la que se salvan dos o tres... como máximo.

La frase la dijo don Nacho Sapena hace unos días: "O Pamesa gana la Eurocup... o se come una mierda". Bien, nos hemos comido una mierda. Con el sabor de las heces aún en el paladar... ¿qué nos queda? Partiendo de la base de que este equipo es serio candidato a encajar un contundente 3-0 en play-offs (en caso de llegar, que eso todavía está por ver), nos queda el veranito. El sol, las olas, la fina arena de Valencia, las discotecas (¿verdad, Rubensito?) y los chiringuitos. En eso se ha convertido Pamesa en los últimos años: en un chiringuito al que se acercan trincadores de tres al cuarto, y que no ha encontrado todavía un mínimo de coherencia en su planificación deportiva. Siempre nos quedará la esperanza de que este verano sea el definitivo, y se apueste por un proyecto ganador. Los "cacaos" los pondría Roig en caso de estar en Euroliga... ¿los pondrá si no nos metemos ni siquiera en la infame Eurocup?

Pues eso... La misma historia de siempre.

PD. Y que conste que esto lo escribo desde el más absoluto enfado por haber perdido. Nadie se alegra de tener la Euroliga "a huevo" y a caer estrepitosamente. Pero como viene siendo habitual, parece que los últimos cinco partidos de la temporada serán un mero trámite hasta que llegue el ansiado verano. Y eso ya cansa. Cansa, hastía y da un sensación de "deja vu" que no veas en comparación con el verano pasado... y el anterior...

lunes, 30 de marzo de 2009

Sernas, Laras y demás


En los últimos ocho días hemos vivido en la radio dos de las situaciones más marcianas, bizarras y rocambolescas en los ocho meses que llevo en El Mirador de la Liga Valencia. Curiosamente, en ambos casos el protagonista ha sido el mismo: el presidente del Levante UD, don Jesús Serna Sánchez. Un hombre al que, acompañado de López Lara y el resto de su "séquito", hemos dado el beneficio de la duda durante los últimos tres meses. Pero tras lo de la semana pasada, y lo de hoy, uno ya no sabe a qué atenerse...

Sábado pasado. En la previa del partido ante el Castellón, Jose Álvarez (inalámbrico de LP Punto Radio) metió al presidente en directo. Y la conversación de besugos que tuvo lugar a continuación fue digna del trinquet del Genovés: como en un frontón, Molins y yo preguntando como tontos por asuntos serios, y el señor Serna despejando a corner con frases incoherentes, inconexas y sin sentido alguno. En cierto modo, lo pasé mal. ¿Cómo le "metes mano" a un entrevistado que no te contesta a ni una sóla pregunta? En fín, arrancó el partido y lo dejamos correr.

Hace un par de horas. Esta vez, en el descanso del partido ante el Nástic le ha tocado a Villena lanzarse a por el presidente. Tras hablar con el en el descanso, Serna ha prometido que al final del partido nos atendería. "Sin problema". Final del partido. En zona mixta, tanto Villena como Jose Molins se han aproximado al de Tomelloso. Y su respuesta, nuevamente, ha sido marciana: en lugar de dar la cara y cumplir con su compromiso, una vez ha visto llegar a Molins el de Tomelloso ha apretado el paso, echando incluso a correr para evitar a mis dos compañeros. ¿Y cuál ha sido la explicación oficial?

Serna le tiene miedo a Molins.

Mi respuesta en antena: "Vale, el chico es feo... pero tampoco es para tanto". Porque en estas situaciones hay que tomarse las cosas con humor. Por lo visto, la entrevista de la semana pasada ha escocido dentro del grupo de Lara, Serna y compañía, cuando fue el propio presidente el que cambió su discurso unas cuarenta y siete veces en el trascurso de esos tres minutos. Así, esta semana se presenta interesante... porque lo del "Presi a la Fuga", puede pasar de ficción a realidad en cuestión de días. Será mejor que los granotas vayan preparando las palomitas...

PD. Y sí, soy consciente de que cosas como estas pasan a menudo en el mundillo (Wolstein y Domenech hicieron de estas a patadas el año pasado)... pero entendedme. Ha sido la primera vez en la que me he sentido como el niño que trata de encajar el cilindro redondo en el hueco cuadrado: con cara de "algo extraño pasa aquí, pero no sé exactamente el qué"...

PD2. Actualizo la entrada con el documento sonoro del suceso...

sábado, 28 de marzo de 2009

Reflexiones inconexas a vuelapluma


- Ayer me jodí la mano izquierda jugando al fútbol. El mes pasado me jodí la derecha. Teclear con una mano vendada es jodido. Joder, qué mala pata (o mano...).

- Los Lakers ganan por inercia, incluso cuando Kobe está más fallón que Salinas en los cuartos del Mundial 94. Hoy Gasol 36 puntos antes los Nets, mejor anotación personal en Los Ángeles este año, y rozando el triple doble.

- Los trabajos de la Facultad son... "porculeros". Te los mandan en el peor momento, y no encuentro resquicios para sentarme tranquilamente a hacerlos. Deberían inventar un octavo día para la semana... o los días de treinta horas.

- Ver Gran Torino ha sido reconfortante... porque mi humor en el último mes es calcado al del bueno de Clint en la peli. Y si él se cabrea, yo también tengo derecho a cabrearme. Eso sí, ni en siete vidas sería capaz de decir tantos tacos como el (los que me conocéis, sabréis que acabo de mentir como un bellaco...).

-En cinco horas debo estar en pie, y marcharme a Puzol a jugar la primera edición (y esperemos que no sea la última) del partido futbolero de Las Provincias Multimedia. Espero que no nos llueva: ya bastante lamentable va a ser el partido de por sí, para que encima nos caiga un aguacero que haga aún más "épica" la pachanga...

- Mañana (o más bien hoy) juega ESSSSSSSPAÑA (¡coño!). Raúl no está, por suerte. Decenas de miles de millones de "oncólogos futboleros" (no confundir con los serios, con los de verdad) respiran aliviados. Espero que el "Guaje" marque, por Dios. Y si pueden ser veinte goles ante los turcos, mejor: así acabamos con un récord más de la GMDFE (Gran Mentira Del Fútbol Español).

- Repito: teclear con la mano izquierda vendada es... curioso. Y encima mañana me tocará ducharme con la mano metida en una bolsa del Mercadona...

- El lunes, tras más de un año y dos meses sin tener contacto alguno (incluyendo mundos virtuales, Messenger, Facebook y tal)... recibí una llamada. La palabra "inesperada" se queda tan lejos de lo que quiero expresar que ni siquiera es válida como antónimo. Me quedé de piedra, literalmente. Y con un cacao mental de tres pares de cojones (¿véis como lo de los tacos era mentira?)

- Para los que lo pillen... sí, hablo de "ella". Los que no lo pillen... vuestra sanidad mental lo agradecerá, os lo aseguro.

- Pamesa y Levante juegan el finde. Los de la pelota naranja ganarán con la gorra. Los de la pelota amarillesca... ojalá.

- Una bonita reunión de antiguos alumnos de mi colegio se llevará a cabo a principios de abril. Concretamente, el día 3. Concretamente, una hora antes de que arranque el partido más importante de la temporada para Pamesa Valencia. Los caminos del señor (que hace el calendario FIBA, se sobreentiende) son inescrutables...

- Hoy he sentido un momento de orgullo indescriptible cuando dos amigos míos, cada uno a su manera, han realizado gestos que les honran como personas y dignifican la profesión que desempeñan. Y eso mola.

- Los Hornets acaban de palmar contra los Knicks... Sin Chandler y el gran Peja no somos nadie. Paul, 22 puntos y diez asistencias. Me voy al catre cabreado...

viernes, 20 de marzo de 2009

Gracias a Dios...


... Del Bosque no ha cedido a las presiones. España sigue siendo una potencia mundial en lo futbolístico. El buen rollo que hay en la Roja no se perderá. Y, ante todo, gracias a Dios por no tener que aguantar a la prensa raulista, poseedora de toda la verdad (según ellos) y cuyo talibanismo no concibe que haya gente que pensemos que Raúl no tiene sitio en la Selección. Igual que yo no concibo que haya gente que quiera que vaya, teniendo a tíos en la recámara como Joseba Llorente, Negredo y demás que se comerían el césped a bocados.


PD. Y menos mal que no lo convocan, porque ya tenía los papeles preparados para tomar medidas drásticas... a saber, hacérme andorrano :p
PD2. Manda narices que escriba tras casi un mes... y tenga que ser por culpa de este tío...

sábado, 21 de febrero de 2009

Ojalá Big Leroy haga bien su trabajo


Las últimas semanas vienen con noticias que me hacen bullir la sangre. Me pasa con pocas cosas. Creo que en marcha hay una trama de corrupción y tal. Me la suda. En fútbol, Valencia y Levante tienen cada uno su ración de dificultades. Me da igual. Pero con dos casos concretos, a servidor se le tensan los músculos y le entran ganas de golpear algún objeto inanimado. Los casos de Marta del Castillo y Rihanna, tan separados entre sí, y a la vez con nexos en común.

Sobre el asesinato de la niña (porque lo era, legalmente, hasta cumplir los 18), prefiero no pronunciarme. Sólo digo una cosa: espero que Big Leroy haga bien su trabajo con sus asesinos (si no conoces la historia de Big Leroy, pincha aquí). Espero que en la carcel sevillana donde esos hijos de puta den con sus huesos, decenas de "Big Leroys" les hagan ver las estrellas y no les den descanso a sus almorranas. Que no se puedan sentar en AÑOS. Que cuando se les caiga el jabón en las duchas, prefieran lavarse sólo con agua.


En este caso, hablamos de presuntos asesinos. En el caso de Rihanna, la cosa está aún más diáfana: Chris Brown le dejó la cara hecha un mapa. Por desgracia, he tenido que vivir un par de veces casos de gente próxima a mí tener que pasar por un trance parecido. Maltratadores, chusma que atiza y veja a su pareja, a su "chica", sin el menor sentido de la culpa. Gente valiente por naturaleza, como se puede apreciar en la imagen.

Y estas cosas me vuelven loco. Cosas de la educación que cada cuál recibe, supongo. Recuerdo cuando era pequeño ir de la mano de mi padre en dirección al cine. Mi hermano pequeño andaba agarrado de la otra. Papá caminaba con nosotros hacia el centro comercial El Saler, cuando ya era noche cerrada. Mientras mi mente infantil pensaba en cosas de críos, vimos a una pareja discutir acaloradamente. Mi padre, en lugar de apretar el paso, lo fue ralentizando. A los pocos segundos, el hombre, el macho, el valiente, le cruzó la cara a su pareja de una tremenda bofetada, mandándola al suelo. Hubo un momento de silencio, con todo a mi alrededor en pausa. Mi padre nos dejó de pie junto a unos arbustos, al lado de las escaleras y a unos quince metros del sujeto. "Ahora vuelvo", dijo.

Efectivamente, enseguida regresó. Pero no sin antes recriminarle al hombre su acto. Recuerdo la frase de papá: "¿Tú de qué vas? ¿Quieres que llame a la policía?" Fue diez segundos antes de que el hombre se encarase con mi padre, y amenazase con "rajarlo" con un "pincho". Fue once segundos antes de que mi padre le diese una hostia al interfecto que lo mandó a tres metros, por encima de un pequeño seto y completamente KO. Papá se acercó, nos agarró a cada uno de una mano y entramos al centro comercial. La peli estuvo chula. Nadie dijo nada, porque éramos muy pequeños... y porque no había nada que decir. Ni que objetar.

Por supuesto, no quiero decir que esta actitud típica del Will Munny de "Sin Perdón" sea la correcta. Pero, en ocasiones, el ojo-por-ojo es la única medicina para gentuza como esta. Eso, y la cárcel. Prisión en la que deberían acabar los asesinos de Marta. Prisión en la que debería ir a parar Chris Brown. Y centro penitenciaro en el que debería haber un Big Leroy capaz de darle de su propia medicina a estos desgraciados... siempre por vía rectal, por supuesto.

lunes, 16 de febrero de 2009

Pinceladas del All-Star Weekend


West es el único cabrón que tiene su nombre por detrás
y por delante

Paco García, 4:37 am de la madrugada, durante el Partido de las Estrellas
El fín de semana en el que Phoenix se ha llenado de vividores, ricachones, busconas, personajillos de medio pelo y algún que otro jugador de baloncesto nos ha dejado mucho apuntes curiosos. Y al contrario que en ediciones anteriores, en las que mi tren de vida "desfaenao" y falto de preocupaciones me permitía escribir hasta que me doliesen los dedos, el All-Star 2009 será resumido de forma breve y somera.

(De la compañía, compuesta por "la Santa Cabra" y el señor Milán, en los dominios del gran Luis, mejor hablamos otro día. El concepto de "raje" cobró una nueva dimensión, os lo aseguro...)


Viernes: Rookies contra Sophomores. Marc y Rudy hicieron su parte, es decir, ser la comparsa anotadora y reboteadora que cualquier estrellita de tres al cuarto desearía en su equipo. Dios nos libró de tener que soportar a Rudy Gay (ya lleva tres años en la Liga), pero por contra nos tocó ver a "perlas" del zapatilleo como OJ Mayo o Rose. Menos mal que por allí habia un tal Kevin Durant, que es una de las mayores promesas que hay ahora mismo en el baloncesto NBA, lo único que se salva de Oklahoma City y que se cascó 46 puntazos. Buen papel de los nuestros, y a otra cosa.


Sábado: Concursos de habilidades, triples y mates. La mayor bacalá del fín de semana. Derrick Rose ganó el de habilidades. Ninguna objeción. Luego, la línea de 7,23 nos dejó casi media hora de despropósitos protagonizados por un sexteto que, al margen del campéon Kapono, dista mucho de estar formado por los mejores tiradores de la Liga. ¿Donde están los Nowitzki, Stojakovic o Allen de antaño? Acabó ganando, casi sin querer, Daequan Cook de los Miami Heat. Poco después, ya en el Slam-Dunk Contest, a Rudy Fernandez le atracaron a mano armada en su concurso. Del desconocimiento de los americanos sobre la figura de Fernando Martín no me pronunciaré dado mi ingenuidad y desconocimiento baloncestístico, pero lo que está claro es que el chiringuito estaba montado para que Howard y Nate Robinson se enfrentasen en la final. Y el renacuajo de los Knicks ganó el concurso con todo merecimiento, pese a que me hubiese gustado ver una final Rudy-Robinson.


Domingo: Partido de las Estrellas. O dicho de otra forma, el "show" de la Vieja Perra Gorda. Lo más parecido a Al Capone dentro de la Liga, Shaquille debería firmar YA MISMO un contrato para ser All-Star vitalicio hasta el día que palme. El espectáculo que ofreció el "host" O'Neal, amo y señor de todos los "saraos" que se montaron el fín de semana en Phoenix, encontró respuesta en el resto del equipo del Oeste, con un Chris Paul que cada día me excita más, un Pau que hizo sus numeritos y un Kobe que hizo lo justo y necesario para ser el máximo anotador de su euipo y compartir premio de MVP con su "eneamigo" Shaquille. En el Este, poquito que salvar.

PD. Por cierto, una vez el polvo se ha disipado y la caravana del All-Star marcha ya camino de Dallas para la edición de 2010, los Suns han aprovechado para cepillarse a Terry Porter. Hacen bien: así no iban a ninguna parte...